Conferencia de Dn. Eutimio Martino

 

Penúltima conferencia del presente ciclo, antes de las vacaciones veraniegas. La última tendrá lugar el próximo día 20 de Junio y será impartida por el periodista Dn. Jesús Pindado Uslé en el Centro Gallego y a la hora acostumbrada de las 7,30.

Con el atractivo título de “Los Cántabros: de Augusto a Dn. Pelayo. Revisión”, el padre Martino (Jesuita), consiguió que la sala del Centro Gallego se quedara pequeña, por lo que fue necesario ocupar toda la parte trasera y poner sillas, también, en los pasillos laterales.

La mesa, en esta ocasión, estuvo ocupada por Dña. Delia Laguillo, en representación de la S.C.E., por el conferenciante, Dn. Eutimio Martino, por el presidente del Centro Gallego, Dn. José Antonio Otero y por el presentador, Dn. Javier Arruza (Secretario de la Fundación L.T.Q. de la U.C.). Tomó la palabra en primer lugar el Sr. Otero expresando su satisfacción y agradecimiento a todos los asistenteS, y en especial, a la distinguida figura del padre Martino. Igualmente dijo sentirse muy feliz de ver la sala repleta y poder acoger en el Centro Gallego a personas de la talla de Dn. Eutimio Martino. A continuación, Delia Laguillo expresó, igualmente, su máxima admiración por Dn. Eutimio, a la vez que le agradeció en nombre de la SCE, el deleitarnos con su presencia. Fue Dn. Javier Arruza quién disertó sobre la figura de tan ilustre conferenciante, haciendo un acertado resumen de su inmenso y excepcional currículo.

 

 

Sin un papel en la mesa, Dn. Eutimio Martino comenzó su amenísima conferencia, basada, esencialmente, sobre el descubrimiento de las vías de penetración de la Legiones Romanas, mandadas por Augusto en las regiones montañesas (Picos de Europa) de Cantabria y Asturias. Se refirió al estudio de las fuentes escritas, de las voces tradicionales, de las construcciones, vías de agua y calzadas, así como del análisis lingüístico (topónimos e hidrónimos) de sus denominaciones. Observación sobre el terreno del objeto de la investigación y hallazgo de huellas y testimonios.

En resumen, una conferencia magistral e impartida por una persona, igualmente, magistral y única. La impresionante facultad de memoria y dominio del tema tratado, nos dejó a todos más que sorprendidos, teniendo en cuenta su edad: ¡¡ 92 !!  Muchas gracias, Dn. Eutimio.