PUENTE SAN MIGUEL, 25 DE JULIO

Conferencia de Marino Pérez Avellaneda, Presidente de la SCE, en la Casa de Juntas de Reocín: “Francisco Sota y su Crhonica de 1681”

El miércoles 25 de julio, dentro de los actos desarrollados a lo largo de la semana con motivo del Día de las Instituciones de Cantabria, y organizado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Reocín, tuvo lugar la conferencia sobre Francisco Sota, eminente figura del siglo XVII,  el primer escritor que plantea de manera definida la tesis montaño-cantabrista en su obra, la cual fue reeditada  en edición facsímil por la Sociedad Cántabra de Escritores, con el patrocinio del Parlamento de Cantabria y la colaboración del Ayuntamiento de Piélagos, con ocasión del IV Día de las Letras de Cantabria, celebración que tuvo lugar en Santander en la sede del Parlamento autonómico el 19 de febrero de 2015.

Repasó Marino los aspectos principales de su vida y obra, alguno de ellos desconocidos, y reivindicó la importancia del escritor de Puente Arce como pionero en la identificación de la Cantabria actual con la Cantabria indómita que se enfrentó con los ejércitos de César Augusto., que fue, junto al agustino P. Enrique Flórez -autor que reconociera finalmente esos límites en su obra La Cantabria (1786)- primero y principal defensor de la tesis montaño-cántabrista, frente a la aventurada teoría vasco/cántabra, hasta entonces en vigor y defendida por el P. Gabriel Henao, Garibay , y Prudencio de Sandoval, entre otros.

Además de ser este su más importante mérito, por el que merecería un reconocimiento identitario en el seno de las instituciones cántabras, a fin de que se perpetuase su memoria, destacó Pérez Avellaneda otros méritos de este gran hombre (cronista del rey Carlos II, “El Hechizado”):

  • Fue uno de los primeros genealogistas de la monarquía vinculada a Cantabria.
  • La Chronica de los Príncipes de Asturias y Cantabria, que así se titula la obra, contiene una amplia documentación geográfica e historiográfica sobre la fundación de monasterios, concesión de fueros y de diversas mercedes reales, así como de donaciones nobiliarias.
  • Puede admitirse como posible que el autor de La Chronica renunciara a la línea historiográfica de los cronicones, que fuera tendencia en la época en la que vivió Sota (1615-1680)
  • La divulgación de su obra alcanza no solamente al territorio español (en Santander existen más de diez volúmenes en diferentes bibliotecas y fundaciones) sino al ámbito mundial.
  • Muchos cronistas han reconocido los méritos de La Chronica, entre otros Pedro de Cossío y Celis, Juan de Castañeda, Menéndez Pelayo, el citado Enrique Flórez, Rafael Floranes, José Manuel Iglesia Gil, etc.
  • De su estructura “bastante moderna” –dice Iglesias Gil- destaca la crítica sistemática y la abundancia de datos geográficos y bibliográficos de los tres libros que contiene.

Después de 300 años, las bases geográficas de la actual denominación de Cantabria, permenecen según las investigaciones realizadas y publicadas en 1681 en la obra de Francisco Sota, singularidad que no tiene precedente en esta Comunidad.

Terminó Marino Pérez Avellaneda agradeciendo la asistencia al acto presentado por D. Julio Ruiz de Salazar Echevarría (concejal de Cultura, Educación, Festejos, Juventud y Turismo del Ayuntamiento de Reocín) de los vecinos de la localidad  y amigos y miembros de la Sociedad Cántabra de Escritores que acudieron a la cita.