» Discurso (Día de las Letras de Cantabria 2014)


Con emoción os damos la bienvenida al acto de celebración del III Día de las Letras de Cantabria, en la  festividad de San Beato de Liébana, 1º escritor cántabro documentado.

Con la misma emoción asistimos, en el año 2012, al AMANECER, de algo hermoso, el I Día de las Letras de Cantabria; un momento que lo calificamos de MÁGICO, en que la OSCURIDAD y la LUZ entretejían su ABRAZO en la presencia de una gama de distintas tonalidades. Los nacimientos, decíamos, hay que mimarlos.

HOY, 19 de Febrero del año 2014 sentimos que hemos llegado a los aledaños de su mayoría de edad.

CANTABRIA poseedora de una vasta herencia literaria, arribada en un estatus culto, CUNA de grandes escritores, DESPERTÉMOSLOS.

PASEAREMOS por sus Pensamientos, CINCELADOS en las Letras ARTESANAS; CREANDO palabras Sutiles, Apasionadas, Magnetizadas en MEDITADOS RENGLONES, para llegar a la puesta de sol, a la caída de la tarde habiendo transitado por todas las emociones.

INICIAMOS esta Andadura en el marco de la BIBLIOTECA CENTRAL, como SANCTA SANTORUM de la Literatura. Seguimos en el PALACIO de FESTIVALES, en su SALA GRIEGA, símbolo de nuestra CIVILIZACIÓN OCCIDENTAL. En esta ruta ITINERANTE  henos aquí en este escenario: CENTRO CULTURAL La VIDRIERA, que  conmemora sus BODAS de PLATA, sumando ritmo y música a las LETRAS.

Nuestro agradecimiento a esta entidad por su generosa acogida, y su valiosa aportación a la cultura; agradecimiento que hago extensivo a las autoridades que me acompañan en esta mesa, así como a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte y al Gobierno de nuestra región, por el apoyo institucional que nos viene prestando para dar brillo al Día de las Letras de Cantabria. Igualmente al Delegado del Gobierno, Diputados, alcaldes, concejales que representan a los diferentes municipios de nuestra comunidad.

GRACIAS a la UC, a la UIMP,  a los Centros Educativos, a las Bibliotecas, a las Asociaciones Culturales, a las Casas Regionales aquí representadas, a los lectores y a todo el público, en general, que os sentís en comunión con esta exaltación de los que nos ha precedido en el bello y noble arte de escribir.

Delia de los Ángeles Laguillo (Presidente de la Sociedad Cántabra de Escritores)