» Discursos en el Día de las Letras 2016


PRESENTACIÓN DE Dª DELIA DE LOS ÁNGELES LAGUILLO, Presidente de la SCE

 

Sr. Alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero

Sr. Director General de Innovación y Centros Educativos, Alonso Gutiérrez Morillo.

Sra. Concejal de Cultura, Educación y Turismo, Juncal Herreros Izquierdo

Excmo. y Rvdmo. Monseñor Manuel Sánchez Monge, Obispo de la Diócesis de Santander

Sr. José Mª Mazón, Consejero de Obras Públicas y Vivienda

Sr. Pedro G. Carmona, Director General de Administración Local

Sr. José Miguel Fernández Viadero, Diputado Regional

Señoras y Señores. Bienvenidos.

 

Hoy 19 de Febrero de 2016, V DÍA DE LAS LETRAS DE CANTABRIA, cuna de grandes escritores, festividad de nuestro patrono, San Beato de Liébana, primer escritor cántabro documentado.

Y de la mano de San Beato acercaremos a un padre de la literatura universal que también celebra una efeméride: 400 años de su fallecimiento: D. Miguel de Cervantes Saavedra.

Él será el verdadero maestro de ceremonias de este día y nos conducirá a través de la magia de las palabras.

Iniciamos esta senda literaria en el año 2012 que tatuamos con hilos de esperanza y que han provocado que hoy podamos celebrar aquí, en la ciudad de Torrelavega, sensible a cualquier manifestación cultural, este V Día de las Letras, y así poder honrar juntos a nuestros literatos que nos han precedido en el bello arte de la escritura.

Una realidad, como el Cuaderno de las Letras, trazado a modo de guía, nos permite danzar entre sus páginas y aunar nuestras voces para bogar mar adentro y acreditar el tesauro aristocrático de los escritores cántabros.

La SCE ha valorado que esta cita literaria ocurra en Torrelavega por varias razones: en primer lugar, porque tres de los escritores de este rosario de semillas creativas son plumas de esta tierra: el prehistoriador y alcalde, Hermilio Alcalde del Río; el poeta y crítico literario, Miguel Ángel Argumosa Valdés y el médico e investigador, Francisco Guerra Pérez- Carral. Y la andadura, 25 años, de la Biblioteca Municipal Gabino Teira. Felicidades.

Era el año 1906, justo ahora 110 años, que sacara a la luz, Alcalde del Río su obra “Las pinturas y grabados de las cavernas prehistóricas de la provincia de Santander: Altamira, Covalanas, Hornos de la Peña, Castillo”, y gracias a la financiación del Ayuntamiento de Torrelavega, al empeño de la Concejal de Cultura, Juncal Herreros, y al buen hacer del editor Carlos Alcorta, ha sido posible realizar una “réplica” de esta obra que se donará, una parte de ella, a bibliotecas de la región.

Queremos reconocer, distinguir y elogiar la figura del escritor D. Álvaro Pombo García de los Ríos. La SCE le otorga una de las máximas distinciones que posee: la Estela de Oro de las Letras de Cantabria, pasando a formar parte del elenco de personalidades distinguidas con tal aureola.

Sumar nos lleva siempre a cotas más altas; y hoy por sumar, hemos sumado música a las letras; y las voces de nuestra Coral de Torrelavega, nos conducirán a alcanzar momentos relevantes.

Deseo finalizar mi intervención desde el corazón:

Gracias al Gobierno de Cantabria, a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, al Ayto. de Torrelavega y a su concejalía de Cultura. Al Director de este instituto, José Nicasio Gutiérrez.

Gracias a D. Álvaro Pombo por honrarnos con la aceptación de la Estela de Oro y gracias a la Coral por prestarnos sus partituras y las felicitaciones por los 90 años musicales.

Y gracias a todos por vuestra presencia, por vuestra participación, por vuestro aliento, puesto que sin ello no sería posible llevar a cabo este acto de reconocimiento a nuestros escritores.

Gracias, muchas gracias.

 

 

SALUDA DE D. JOSÉ MANUEL CRUZ VIADERO, Alcalde Torrelavega

 

Sr. Director general de Innovación y Centros Educativos del Gobierno de Cantabria, concejala de Cultura y demás concejales de la Corporación Municipal de Torrelavega, directiva y miembros de la Sociedad Cántabra de Escritores, lectores voluntarios en este día de las Letras de Cantabria, incluyendo cargos institucionales que han tenido a bien participar a título personal en este acto; integrantes de la Sociedad Coral de Torrelavega, señoras y señores, amigos todos.

Voy a ser muy breve, para no sobrecargar este acto en el que la palabra, escrita, hablada e incluso cantada, tiene todo el protagonismo. Como alcalde de Torrelavega les doy a todos la más cordial bienvenida a esta V edición del Día de las Letras de Cantabria, que por fin recala en esta ciudad, tan prolífica en todo tipo de manifestaciones culturales y, por supuesto, cuna biológica o adoptiva de grandes escritores como los tres que anteriormente se han mencionado (Alcalde del Río, Argumosa y Guerra-Pérez Carral).

Es importante para Torrelavega acoger esta Jornada de afirmación y divulgación sobre la importancia de los creadores literarios de Cantabria, en muchas ocasiones más conocidos fuera de nuestro territorio que en la propia región. Iniciativas como esta impulsan el acercamiento o la revisión de sus obras. El propio Hermilio Alcalde del Río, uno de los autores protagonistas hoy, fue un ejemplo de lo que se considera un humanista: implicado a fondo en la sociedad, la política, la investigación, la divulgación del conocimiento, y la educación como llave para el progreso, personal y colectivo.

Agradezco a la Sociedad Cántabra de Escritores el trabajo realizado para desarrollar y organizar este acto, al que nuestro Ayuntamiento tiene el honor de contribuir con esa obra de Alcalde del Río sobre el arte parietal en las cuevas de Cantabria, que sigue en primera línea de actualidad en estos tiempos. Libro que será donado a las bibliotecas para quedar a disposición del público.

Quiero agradecer asimismo la generosa colaboración de todos los lectores y lectoras que van a poner su voz al servicio de los textos seleccionados para realzar su importancia. Torrelavega es una potencia cultural, no sólo por sus ancestros, sino también por los contemporáneos que marcan pauta en muchas disciplinas, sirva como ejemplo el flamante nuevo académico Manuel Gutiérrez Aragón; y también por los talentos emergentes que comienzan ya a destacar por sus obras.

Queremos otorgar el justo reconocimiento a las personas e instituciones que hacen historia en nuestra ciudad, como la propia Coral de Torrelavega que cumple 90 magníficos años, o la Biblioteca Municipal Gabino Teira, cuyo 25 aniversario celebraremos cumplidamente. Y también queremos propiciar el caldo de cultivo para que los jóvenes creadores encuentren aquí el clima propicio para desarrollar sus inquietudes y para todas las personas potencien esa zona sensible que todos tenemos para algún tipo de manifestación cultural o artística. Aquí pretendemos que todas puedan tener cabida, porque además de propiciar el crecimiento personal y colectivo, la cultura es también una industria y una fuente de actividad económica. Desde el equipo de gobierno municipal, seguimos apostando por ello.

Muchas gracias a todos por participar en este acto, y espero que continuemos viéndonos en próximas convocatorias, literarias, artísticas y culturales, aquí en Torrelavega.

¡Bienvenidos todos!

 

 

 PALABRAS DE D. ÁLVARO POMBO y GARCÍA DE LOS RÍOS, Estela de Oro 2016

(Leídas en representación suya por D. Mario Crespo López)

 

Estimados escritores y escritoras cántabros:

Me hace mucha ilusión que la Sociedad Cántabra de Escritores me conceda la Estela de Oro de las Letras de Cantabria. Es un premio inesperado que me ha llenado de alegría. Dice Heidegger que quien no espera lo inesperado, no lo reconocerá cuando llegue. Y, sin embargo, yo, permitiéndome por única vez llevar la contraria al Doctor Heidegger, no esperaba este reconocimiento de mis colegas de Cantabria, y sin embargo lo he reconocido de inmediato cuando me ha llegado. No lo esperaba, pero cuando ha llegado me ha encantado y quedo muy agradecido. La verdad es que sí que soy muy de Santander y mis relatos están repletos de paisajes y de voces de Santander, aunque reconozco que conozco mal Cantabria. Quizá en esto es en lo que más santanderino soy de todo: en conocer mal mi propia provincia, atacañado como estoy en la Bahía y en el Muelle. Mediante esta Estela de Oro de las Letras de Cantabria, me volveré un poco profeta en mi propia tierra. Cosa imposible, según dicen, y que todos en el fondo deseamos ser. A título, pues, de profeta furtivo, que responde con sus poemas y relatos de un profundo amor lunático por su tierra natal, agradezco a Uds., Señoras y Sres., con todo mi corazón, esta resplandeciente Estela de Oro.

 

 

PALABRAS DE D. ALONSO GUTIÉRREZ MORILLO, Director General de Innovación y Centros Educativos

 

Buenas tardes a todos:

En primer lugar, agradecer de parte del consejero D. Ramón Ruiz la invitación, que por parte de la organización se ha hecho a la Consejería para la asistencia a la Quinta edición del día de las letras de Cantabria.

En este mismo sentido, también justificar su no presencia hoy porque se encuentra en Madrid, gestionando con el Museo Reina Sofía y con la Secretaría de Estado de Cultura, otro importante valor cultural para nuestra región como es el archivo Lafuente

Es este un acto especial, puesto que en él se recuerdan efemérides referidas a escritores importantes.

Y dentro de ellos, me permitirán ustedes que haga especial referencia a tres:

El primero, los 400 años del fallecimiento de D. Miguel de Cervantes Saavedra, del que yo poco puedo decir, salvo resaltar una vez más, su grandeza.

El segundo, la imposición de la “estela de oro” a D. Álvaro Pombo García de los Ríos, posiblemente uno de los más grandes escritores vivos de Cantabria, cuya figura será, me consta, magníficamente glosada en este mismo acto.

El tercero, Beato de Liébana, el primer escritor cántabro documentado, en el día en el que tradicionalmente se señala su cumpleaños, el 19 de febrero.

Y sobre él permítanme ustedes una breve reflexión:

Fue Beato un hombre que vivió a caballo entre dos siglos (735-805). Dos siglos en los que la vida de las personas estaban sujetas, como hoy en día a grandes incertidumbres: invasión musulmana de la Península Ibérica, consolidación del Imperio Carolingio con el que tuvo importantes relaciones y graves tensiones religiosas con el metropolitano Elipando de Toledo (en la que como hoy no faltaron la intransigencia y el ataque personal más allá del sano debate de las ideas: “oveja sarnosa” llama Elipando a Beato, “testículo del Anticristo” le responde Beato a Elipando).

Por lo que es fácil concluir que Beato no fue sólo un modesto monge encerrado en las montañas de Cantabria.

Más bien su perfil se nos dibuja como una persona que poseyó una notable cultura religiosa, que intervino activamente en la política religiosa y profana y que luchó por dar signos de identidad al naciente reino cristiano.

Pero Beato, que junto con el obispo Eterio, en su obra “El Apologético”, se refiere a ellos mismo como “nos libanenses”, fue abad del Monasterio de San Martín Turonense (San Martín de Turieno), que a partir del siglo XII, se conocerá como Santo Toribio de Líebana.

Y es en este monasterio donde va a escribir su famoso “Comentario del Apocalipsis”, del que la genialidad de sus ilustraciones ha hecho que todos los libros de parecidas características se conozcan con el nombre genérico de Beatos.

Beatos que han sido registrados por la UNESCO en el Registro de la Memoria del Mundo.

Pues bien, con la adquisición reciente por parte de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria, del facsímil del Libro de Kells, se podrán ver y estudiar en el marco de la Torre del Infantado de Potes, juntos 22 beatos + 1 página, de estos impresionantes productos de la inteligencia humana.

Es decir, con esta colección Liébana se ha convertido en uno de los principales centros europeos para el estudio de estas obras y que se realzará el próximo año con la celebración de un Congreso internacional sobre esta temática en Potes.

A esto habría que unir, la anterior declaración realizada por la UNESCO, que señalaba el Camino de Santiago por la ruta Norte como Patrimonio de la Humanidad, donde se incluyen los caminos lebaniegos que conducen a Santo Toribio, “lo que son dos fortalezas sobre las que podemos sustentar los programas que desarrollaremos para conmemorar el Año Santo en el 2017, dándole un carácter más internacional”, como ha señalado el Consejero Ramón Ruiz.

Con esto termino, pero no sin antes hacer un breve apunte de recuerdo para Hermilio Alcalde del Río.

Hermilio Alcalde del Río, fue una de las tres “haches” de la investigación prehistórica de nuestra región, junto con Hugo Obermaier y Henri Breuil.

Fueron los que comenzaron, entre otros lugares, la investigación del impresionante yacimiento de la cueva del Castillo de Puente Viesgo, cuyos trabajos continúa a día de hoy.

Su colección arqueológica por vicisitudes de la barbarie humana se dispersó por Europa y gracias, al trabajo de la añorada Victoria Cabrera “Viki”, entre otros, pudo ser de nuevo unida y estudiada.

Un recuerdo sincero para todos ellos. Muchas gracias.