» Discursos en el Día de las Letras 2017


De izquierda a derecha: Vicepresidente del Grupo de Acción Local de Liébana, D. Francisco GUTIÉRREZ ALONSO; Alcalde de Potes, D. Javier GÓMEZ RUIZ; Presidente SCE, D. Marino PÉREZ AVELLANEDA; Estela de Oro de las Letras de Cantabria, D. Mario CAMUS GARCÍA; Directora General de Cultura y Deporte, Dª Marina BOLADO MANTECÓN; Secretario de la SCE y Presentador del acto, D. Isidro RODRÍGUEZ CASTANEDO y Sra. Directora General de Turismo, Dª Eva BARTOLOMÉ ARCINIEGA.

 

DISCURSO DE MARINA BOLADO MANTECÓN, Directora General de Cultura del Gobierno de Cantabria

 

A las puertas de la celebración de un nuevo Año Jubilar Lebaniego, la Sociedad Cántabra de Escritores ha tenido el acierto de elegir Potes, y más concretamente este Centro de Estudios Lebaniegos, para conmemorar el VI Día de las Letras de Cantabria. Una jornada que nació muy unida a esta comarca y en especial, a uno de nuestros grandes escritores y pensadores, Beato de Liébana, autor de los Comentarios del Apocalipsis, uno de los textos fundamentales para entender las raíces culturales y religiosas de Europa.

Un libro que fue todo un acontecimiento editorial en el medievo, y que fue copiado en diferentes monasterios tanto de nuestro país como fuera de nuestras fronteras, y que dio como fruto una impresionantes colección de libros que se custodian en las principales bibliotecas del mundo.

Uno de los empeños de la consejería de Cultura es dar el protagonismo que la sociedad requiere como agentes culturales. Estamos convencidos que el diálogo y el trabajo en común son las mejores herramientas para construir propuestas de interés apegadas a las ciudadanía. Por ello hoy también es un buen día para reconocer la estimable labor a favor de las letras y los escritores que en los últimos años lleva a cabo la Sociedad Cántabra de Escritores, verdaderos impulsores de este Día de las Letras que desde hace seis años, celebra nuestra literatura y sus escritores en distintos lugares de la región.

Un trabajo encomiable que nos recupera textos de autores muchas veces olvidados, y nos refresca con clásicos que nos invitan a una nueva relectura. No quisiera pasar por alto, las distintas actividades que realizan con la comunidad escolar, cantera de futuros lectores.

Además se une una intensa labor de investigación, catalogación y editorial, que tiene a la creación literaria en el centro de su acción. Por todo ello, debemos agradecer el trabajo constante tanto de su Junta directiva presidida por Marino Pérez Avellaneda,    como del resto de miembros de esta institución.

Ya es una loable tradición, que el Día de las Letras sea también una jornada para recordar a distintos escritores de nuestra región. En muchos casos, nos ayuda a recuperar sus textos, aprender de sus enseñanzas o disfrutar de su ingenio.

Durante este acto, varios hemos sido los que hemos dado voz a las obras de diversos escritores y escritoras cántabras de todos los tiempos, desde el propio Beato hasta los más contemporáneos como el poeta y periodista Santos Sánchez Marín, pasando por personalidades de las letras como José María Cossío, Pio Muriedas, Elena Soriano, Gustavo Kraemer, etc.

Estas lecturas colectivas nos descubren nuevos autores, y son un fiel reflejo de la riqueza, calidad y variedad de la producción literaria de nuestra región, que siempre ha ocupado un lugar preeminente en la historia de la literatura española. Un patrimonio bastante desconocido y que tenemos la obligación de ponerlo en valor.

 

Mario Camus

Quiero por último, unirme al merecido homenaje a Mario Camus, Estela de Oro de las Letras este año, una figura imprescindible no solo en la historia cinematográfica española y europea, sino también un magnifico escritor y un hombre comprometido con su tiempo.

Películas como “Los santos inocentes” o “La Colmena”, forman parte ya de la memoria de varias generaciones de españoles, y son sin duda, valientes relatos de un tiempo y una sociedad difícil y oscura. Filmes que nos abren los ojos a otras realidades, y que nos enfrentan con nuestra manera de ser como pueblo, a nuestras miserias y grandezas.

Mario Camus es ejemplo de lucidez narrativa, y en todas sus obras tanto de cine como literarias, ha sabido imprimir un sello personal que se nutre de la reflexión, la crítica y el conocimiento, siempre desde la modestia y la sencillez que define a los grandes.

Su último estreno “El prado de las estrellas” en el 2006, significó también un regreso a sus raíces, a su tierra, del que vuelve a ser un personaje habitual de este paisaje, donde además, vuelve a mostrar su generosidad con la reciente donación de su biblioteca personal al Centro de Educación de Adultos de Santander.

El magnífico adaptador de obras de Delibes, Cela, Barea, Aldecoa, y Galdós, entre otros, aún sigue dándonos ejemplo de su capacidad crítica. Una voz incómoda y necesaria, más en los tiempos actuales que invitan al acomodo, por eso son necesarios reconocimientos como éste de la Sociedad Cántabra de Escritores para uno de nuestros grandes creadores.

 


 

DISCURSO DE MARINO PÉREZ AVELLANEDA, Presidente de la SCE

 

Sra. Directora General de Cultura y Deporte, Dª Marina BOLADO MANTECÓN.

Sr. Alcalde de Potes, D. Javier GÓMEZ RUIZ.

Sr. Vice Presidente del Grupo de Acción Local de Liébana, D. Francisco GUTIÉRREZ ALONSO.

Sra. Directora General de Turismo, Dª Eva BARTOLOMÉ.

Señores alcaldes del Liébana y demás autoridades presentes.

D. Mario CAMUS GARCÍA, escritor y cineasta.

Sr. párroco de Potes y arcipreste de Liébana, D. Elías HOYAL.

Compañeros de la Sociedad Cántabra de Escritores

Señoras y Señores. Bienvenidos todos.

 

Hoy domingo 19 de febrero de 2017, festividad de San Beato de Liébana, primer escritor cántabro documentado, nos hemos reunido para celebrar la sexta edición del Día de las Letras de Cantabria. El origen de la conmemoración se encuentra en la propuesta que en el año 2011 realizó la Sociedad Cántabra de Escritores al entonces Gobierno regional, la cual tuvo muy buena aceptación, de la misma manera que por parte del actual equipo de gobierno presidido por D. Miguel Ángel Revilla. Llevamos ya media docena de años conmemorando a nuestros escritores, durante los que hemos trabajado con tres administraciones diferentes y con distintos responsables en cada caso, a los que queremos reconocer su buena actitud y disposición ante las ideas y propuestas que les hemos venido planteando, y que personalizamos en el Sr. Marcano, del PRC; el Sr. Serna, del PP; y el Sr. Ruiz, del PSOE. A todos ellos nuestras más sinceras gracias.

Como en ediciones anteriores, con esta celebración tratamos de fomentar el recuerdo de todos los escritores de Cantabria, sean más o menos conocidos o ‘importantes’. Para ello tenemos en consideración los aniversarios ‘redondos’, concretados en los ‘cuartos, medios y enteros’…, es decir, a los 25, 50, 75 y 100 años, o múltiplos, transcurridos bien desde el nacimiento, como del fallecimiento del escritor, según la propuesta realizada por nuestro compañero Manuel Bartolomé, que fue quien elaboró también el primer listado de autores.

Este Carro de las Letras echó a rodar en el año 2012 en el salón de actos de la Biblioteca Central de Cantabria al que acudieron representantes del mundo de la cultura y de la política de Cantabria. En 2013 el evento tuvo lugar en la Sala Griega del Palacio de Festivales.  El salón de actos del Centro cultural ‘La Vidriera’ de Camargo fue el escenario en 2014, edición en la que comenzamos a utilizar el Cuaderno de las Letras, Programa que seguimos editando impreso gracias al apoyo de la Dirección General de Cultura. En 2015, regresamos a la Sede del Parlamento Regional en Santander, a la casa de todos los cántabros. El año pasado, 2016, el traslado fue a la ciudad del Besaya, Torrelavega, en el salón de actos del IES Marqués de Santillana.

Este año hemos venido a Potes, como forma de aportar nuestro granito de arena a las celebraciones del Año Jubilar lebaniego. Y lo estamos celebrando en domingo porque en domingo cae la festividad de San Beato de Liébana, lo mismo, por cierto, que la de Santo Toribio de Liébana, por lo que podríamos considerar que 2017, además de Año Jubilar Lebaniego, podría ser denominado también Año Jubilar ‘Beatiego’. Los escritores conmemorados este año son 18, de los que procederemos a leer alguno de sus textos en público, actividad que constituye una de las esencias principales del acto.

Otro de los puntos clave en todas las anteriores ediciones, ha sido la entrega de la Estela de Oro de las Letras de Cantabria, destinada a reconocer y homenajear la figura y obra de personalidades relevantes de las Letras de nuestra región, como reconocimiento a la labor creativa de toda una vida. Desde 2012 han recibido el galardón el poeta y galerista, D. Manuel Arce Lago; el historiador D. Joaquín González Echegaray, ya fallecido. Su hermana, Dª María del Carmen González Echegaray. El cronista de la ciudad de Santander, D. Benito Madariaga de la Campa. Y el año pasado el narrador y ensayista, D. Álvaro Pombo García de los Ríos.

En esta ocasión que hoy nos congrega, se ha decidido otorgar la Estela de Oro de las Letras de Cantabria 2017, por designación unánime de la Junta Directiva de la Sociedad Cántabra de Escritores, al excelente y prolífico director de cine, el santanderino Mario Camus, en quien resaltamos la ingente y rica tarea realizada como guionista de películas, propias y ajenas, así como las geniales adaptaciones al lenguaje cinematográfico de grandes obras de la literatura española actual, entre las que, por citar algunas, destacamos La Colmena (1982), basada en la obra homónima de Camilo José Cela, o Los santos inocentes (1984), en la novela de Miguel Delibes, además de reconocer de manera expresa, claro está, su faceta de creación literaria especialmente divulgada en los últimos años por la Editorial Valnera. Por algo proclamó Carlos Saura, otro de los grandes directores españoles, que “Camus era, por encima de todo, un escritor de gran talento”. De manera complementaria y como homenaje al cineasta, ayer sábado y en estas mismas instalaciones, se proyectó El prado de las estrellas, la última película que dirigió Camus en 2007 rodada íntegramente en Cantabria. El pase fue coordinado por Juan Francisco Liébana, actor cántabro que formó parte del reparto de dicha película.

El grupo instrumental ‘Sexteto Novecento’, va a poner el calor musical del acto con dos obras del lebaniego Jesús de Monasterio, otra de la escuela de Comillas, y el tema de una película de Camus.

Quiero señalar también que, dado que estamos en Liébana y que uno de los escritores conmemorados, Matías de Lamadrid y Manrique, llegó a ser Regidor de la Villa y alcalde de Potes, así como miembro de la Junta de Gobierno de Liébana, este año hemos realizado la edición facsimilar de una de sus obras titulada Memoria sobre los grandes montes y demás riqueza de Liébana (1836), (por cierto el mismo año en que nació su sobrino JESÚS DE MONASTERIO en Potes). La edición ha sido patrocinada por el Grupo de Acción Local de Liébana, con un excelente  estudio Preliminar realizado por nuestro compañero de la SCE, José Luis SÁNCHEZ LANDERAS. Al término del acto vamos a entregar un ejemplar a cada uno de los asistentes. De la misma manera, se hará entrega a la Biblioteca Central de Cantabria de una reedición moderna de otra obra de Lamadrid: Diario de un oficial en la Guerra de la Independencia 1813-1814 (2009), así como de la novela que lleva por título Sexy-bar (1973), del prolífico periodista, novelista y político, Cecilio Benítez de Castro, varias de cuyas obras, como ésta, han sido llevadas al cine.

Y ya que estamos en el Día de las Letras de Cantabria, y en Liébana, vamos donar a la biblioteca de Potes cinco obras de autores y temas lebaniegos que no obran entre sus fondos, algunas bastante antiguas y raras, entre las que destacamos Versos del juglar de Lebeña, de Señas Santoveña, del que no hay ejemplar alguno en la bibliotecas de Cantabria; y las tituladas: Liébana, reliquia y paraíso (1962), de Anasagasti; Diálogo entre los lebaniegos Cándido y Benigno (1984), de Heras Sánchez; Ecce lignum crucis (1959), de Queimadelos; y Cancionero de las montañas de Liébana (1999), de Pedrosa.

No voy a alargarme más, y para terminar quiero desgranar un breve rosario de agradecimientos.

Nuestro reconocimiento al Gobierno de Cantabria, Consejería de Educación, Cultura y Deporte, por su apoyo al acto y a la publicación del Cuaderno de las Letras, de manera especial a Dª Marina BOLADO MANTECÓN quien nos acompaña en su representación. También a la Directora del Centro de Estudios Lebaniegos, Dª Pilar GARCÍA BAHAMONDE, por acogernos en ‘su’ casa.

Gracias, ¡cómo no!, al Grupo de Acción Local Liébana por patrocinar la edición del libro de Lamadrid que hemos comentado, así como a los seis Ayuntamientos de la comarca lebaniega que han colaborado en diversos aspectos del desarrollo de todas estas actividades: Cabezón de Liébana, Camaleño, Cillorigo de Liébana, Pesaguero, Potes, y Vega de Liébana.

Gracias a D. Mario CAMUS por honrarnos con la aceptación de la Estela de Oro, y a Jesús Herrán y Juan Francisco Liébana por colaborar en el homenaje. Gracias a Carlos Troyano y a Hilo Producciones por ‘traernos’ a Beato ‘en persona’. Gracias al grupo  Sexteto Novecento por acompañarnos con sus melodías.

Gracias a todos cuantos han intervenido en las lecturas por ayudarnos a hacer presentes a nuestros escritores.

Y gracias a todos por vuestra presencia, por vuestra participación, y por vuestro aliento, puesto que sin todo ello no sería posible llevar a cabo esta celebración de la Letras, con mayúscula, de Cantabria.

Gracias, muchas gracias. Nuestras más “jubilares” y “beatiegas” gracias.

 


 

AGRADECIMIENTO DE MARIO CAMUS

 

Señoras y señores, colegas, paisanos, amigos: A lo largo de mis años de profesional en activo me he ganado la vida contando historias. Lo hacía en un formato diferente, con escasa literatura y subordinando cualquier tentación de estilo a una profusa información con numerosos datos de peripecias, lugares y personajes.

Estos relatos escritos tenían una vida muy corta. A medida que se iban rodando las secuencias, las hojas de los guiones llenaban las papeleras. El guión cinematográfico ni siquiera es un género literario y está muy distante de los libros impresos y escasamente divulgado. Imprescindible pero transitorio.

Ahora, los escritores que generosamente me concedéis este galardón, habéis decidido situarme en vuestro mundo. El mundo de los libros. No me queda otra que agradecer tal estímulo y sentirme halagado y un poco asustado. Gracias también por haberme acercado a esta tierra que me trae formidables recuerdos. Así mismo he de agradecer al editor que me ha dado entrada en ese mítico universo a esta edad tardía.

Celebraremos este día singular y volveremos a vernos seguramente en otra ocasión. Con motivo de un libro nuevo o una nueva película. ¡Ojalá!

Hasta entonces.

Un saludo entre colegas y paisanos.

Y un abrazo fuerte para todos.