Pedro Orive Riva López de Mendoza
[ Catedrático y periodista | Villaescusa, 1933 – Madrid, 1999 ]

Nació en Solía de Liaño (Villaescusa) y, según lo que escribió sobre él su buen amigo Jesús Pindado, Pedro “era corpulento, de manos grandes y mirada noble, hablaba despacio y siempre con contagioso optimismo”. Había empezado haciendo a la vez Oficialía en la Escuela de Aprendices y el Bachillerato. Y era feliz, sobre todo por el resultado de su esfuerzo llegando a ser catedrático y director del Departamento de Estructuras en la Facultad de Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid.

Cursó Periodismo en la Escuela Oficial de Madrid e inició su actividad profesional en 1962 en La Gaceta del Norte de Bilbao. Luego continuó su labor de redactor en El Correo Español – El Pueblo Vasco, en Norte-Express y en Pueblo, para pasar a ser director de Nuevo Diario de Madrid en 1974. Doctor en Ciencias de la Educación por la Universidad Complutense de Madrid, cursó en Oviedo estudios de Psicología. Trabajó como funcionario técnico de la Secretaría del Ministerio de Educación y Ciencia, desarrollando la labor de pedagogo del Tribunal Tutelar de Menores y desempeñando el cargo de director de la revista Magisterio Español. Fue, como hemos dicho anteriormente, catedrático y director del Departamento de Estructura de la Información en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, llegando a desempeñar el cargo de vicedecano de esta facultad y, posteriormente, en 1977, el de decano.

Entre su extensa y variada bibliografía destacamos los siguientes títulos: Riesgos en la adolescencia (1972), Crisis de la adolescencia y su proyección criminológica (1973), Revisión del concepto de inadaptación social: la victimación personal (1974), La especialización en el periodismo (1974), Estructura de la información periodística (1977), Estructura de la información (1978), Diagnóstico sobre la información (1980), Elecciones, ¿para cuándo? (1982), Comunicología regional (1984, 1985 y 1986), Los españoles ante los telediarios (1988), Universidad y cooperación europea (1988), Europa: guerra audiovisual (1990), Nuevo desorden mundial (1991), Del Golfo Pérsico a los Balcanes. Dos guerras en la era Multimedia (1994) y Comunicación sanitaria (1994).

Fue elegido personalidad montañesa del año por el Ateneo de Santander en 1977, y cántabro popular por la Diputación Regional de Cantabria en 1984.

Falleció en Madrid el 24 de octubre de 1999. Al año siguiente la Universidad Complutense le concedió la Medalla de Honor a título póstumo por sus méritos en el desarrollo de las Ciencias de la Comunicación, por su dedicación a la Universidad y por sus valores humanos.